Saltear al contenido principal

 

¿Qué retos afronta su Dirección General en la nueva legislatura?

Desde la Dirección General de Ordenación del Territorio en la presente legislatura, queremos poner en valor la importancia y la necesidad de la coordinación interdepartamental en el Gobierno de Aragón y la coordinación entre diferentes administraciones para desarrollar una política de ordenación territorial adecuada y efectiva, que beneficie al conjunto de los habitantes de Aragón. Desde nuestra Dirección General, para facilitar la toma de decisiones, pondremos al servicio de los interesados nuestros instrumentos legales de ordenación, organismos de participación y coordinación y herramientas de análisis territorial disponibles.

Como Director General, tengo muy claro que Aragón sin pueblos no es Aragón. Esa máxima nos tiene que acompañar en toda la legislatura y vamos a participar de forma proactiva en las acciones que se desarrollen para luchar contra la despoblación, una tarea que compete no solo al Gobierno de Aragón en su conjunto, sino al resto de administraciones públicas del territorio. En la pasada legislatura, la Dirección General de Ordenación del Territorio ya inició una importante tarea con la aprobación y desarrollo de la Directriz Especial de Política Demográfica y contra la Despoblación, emanada de la Estrategia de Ordenación del Territorio de Aragón. Un paso fundamental para coordinar las actuaciones entre todos los departamentos y con aplicaciones directas desde nuestras áreas de gestión, como las ayudas con cargo al Fondo de Cohesión Territorial o la creación del Observatorio Aragonés de Dinamización Demográfica y Poblacional.

¿Qué pasos son necesarios para luchar contra la despoblación y el desequilibrio territorial?

Sinceramente pienso que no solo es una cuestión de dinero, también se necesita actitud, motivación y coordinación a la hora de aplicar políticas. Desde hace varios años el reto demográfico y la despoblación están en las agendas políticas y cada vez preocupan más en nuestra sociedad, pero tenemos que pasar de los informes y los titulares mediáticos a la acción. Por ejemplo, las tierras altas de Escocia apostaron hace varias décadas por una agencia de desarrollo territorial para adaptar las acciones de la administración a la realidad rural, aplicando el “rural proofing” (incluir a las comunidades rurales en el diseño de políticas, para que no sean obviadas o silenciadas, comprobando que las nuevas leyes y actuaciones puedan tener un impacto positivo sobre las mismas).

Aragón es un ejemplo sintomático de desequilibrio territorial, en comparación con otros territorios más cohesionados. Zaragoza ya acoge a más de la mitad de la población residente en Aragón, mientras que la gran mayoría de los municipios aragoneses siguen perdiendo población, agravándose la situación por el alto índice de envejecimiento que tenemos. Hay múltiples razones por las que se han desarrollado estas dinámicas, motivadas por razones económicas, sociales y condicionantes geográficos y ambientales. Lo cierto es que en la actualidad la mayoría de municipios de Aragón ofrecen unos servicios y una calidad de vida que facilitan el asentamiento en el territorio, pero hay que potenciar las actividades económicas y el acceso a la vivienda para que la reactivación de los municipios sea una realidad, junto a la mejora de las telecomunicaciones y la movilidad. No nos podemos limitar solamente a gestionar la población, es necesario gestionar también el territorio y para ello necesitamos a gente viviendo en nuestras comarcas.

¿Qué papel van a jugar las herramientas diseñadas en la pasada legislatura?

En la pasada Legislatura dimos un paso decisivo con la aprobación de la Directriz Especial de Política Demográfica y contra la Despoblación. Evidentemente, la responsabilidad de desarrollar las 184 medidas que recoge la Directriz es colectiva: corresponde al conjunto de los Departamentos del Gobierno, a todas las entidades locales y, por supuesto, al sector privado.

Pero, para combatir la despoblación no basta con diseñar estrategias, hay que pasar a la acción de forma urgente y decidida. En la pasada legislatura, desde el Departamento fuimos pioneros convocando las subvenciones del Fondo de Cohesión Territorial, lo que nos permitió financiar, con criterios objetivos, hasta 140 proyectos en 80 municipios y 9 comarcas con problemas de despoblación. Conseguimos que los protagonistas fueran nuestros pueblos, que las decisiones se tomen de abajo arriba y que el Gobierno de Aragón pueda interactuar con los municipios en situación más crítica con estas ayudas, que favorecen la aplicación de las medidas aprobadas en la nueva Directriz, fomentando actuaciones que promueven la cohesión y el equilibrio territorial y poblacional. Vamos a convocar en el primer trimestre del año 2020 el Fondo de Cohesión, dirigido con medidas específicas recogidas en la Directriz para empresas, asociaciones y particulares, incrementando su dotación y revisando los plazos para que puedan cumplirse con mayor facilidad por los destinatarios. Queremos apoyar microproyectos que surjan desde el territorio y conseguir que las asociaciones y empresas locales sean motores de desarrollo local y ejemplo de innovación, reivindicando en positivo la vida en el medio rural. El propósito es resolver las ayudas antes de mitad de año, de esta manera los interesados podrán disponer de plazos adecuados en la presentación de las iniciativas y en su posterior ejecución.

Otro de los avances fue la creación del Índice Sintético de Desarrollo Territorial. El ISDT se planteaba en la EOTA como una herramienta que permitiera “medir” el desarrollo territorial de los municipios aragoneses y que además permitiera detectar dónde estaban los déficits que en cada lugar eran los responsables de un menor desarrollo territorial. Con la puesta en marcha del Fondo de Cohesión Territorial, en el año 2018 se publicó una primera versión del ISDT que se utilizó como uno de los criterios para la adjudicación de las subvenciones. En el año 2019 se ha planteado la revisión de esos índices y su posterior publicación, planteando un escenario de actualización continua, y entre otras cosas para que sirvan de referencia de evaluación de proyectos en la próxima convocatoria de ayudas 2020, tanto en nuestra dirección general como en otras iniciativas y ayudas del Gobierno de Aragón, incluso en otras administraciones que ya han solicitado aplicarlo.

Por su parte, el Observatorio Aragonés de Dinamización Demográfica y Poblacional debe ser el foro de debate en Aragón en cuestiones demográficas y poblacionales y, sin menoscabo de otras fuentes, una referencia fiable y actualizada de información y documentación en estas materias a través de la potenciación de su página Web, incluyendo la actualización ISDT o la visualización de mecanismos de colaboración de terceros para complementar las ayudas del Fondo de Cohesión Territorial y aumentar la cuantía y los objetivos de los proyectos aprobados.

¿Qué acciones van a tener continuidad y cuáles son novedosas dentro de la Dirección General de Ordenación del Territorio?

Nuestro principal cometido es buscar la adecuada coordinación en las actuaciones sectoriales con incidencia en el territorio, que son la gran mayoría, así como solucionar las insuficiencias de planeamiento urbanístico y sectorial, especialmente en casos de ámbito supramunicipal. Para cumplir con ese cometido y avanzar en una política proactiva de ordenación territorial que dibuje y oriente las líneas de actuación del Aragón del futuro, la Dirección General cuenta con 3 servicios que trabajan de forma coordinada.

El Instituto Geográfico de Aragón, es un servicio de apoyo a todas las unidades administrativas del Gobierno de Aragón, del resto de administraciones públicas y de los ciudadanos, en todo lo relacionado con la información y documentación geográfica sobre ordenación del territorio aragonés, por ese motivo se encuentra adscrito a esta Dirección General.

La misión fundamental del IGEAR es programar, elaborar y coordinar la cartografía topográfica base, la cartografía temática, la teledetección y las bases de datos geográficos y ponerlos al servicio de la sociedad aragonesa, así como del resto de departamentos del Gobierno de Aragón. El IGEAR tiene entre sus cometidos obtener, organizar y difundir la documentación e información sobre el territorio aragonés para así facilitar la acción política y la toma de decisiones de los agentes económicos y sociales, así como la producción y coordinación de la información georreferenciada elaborada por el Gobierno de Aragón.

Queremos visibilizar la importante labor del IGEAR respecto a su valor como servicio público, generando información geográfica oficial y datos espaciales de calidad para poder ser aprovechados de forma abierta y gratuita. IDEARAGON reúne toda la información generada a golpe de “click” y nuestro propósito es que se convierta en una buena herramienta del Gobierno de Aragón para facilitar la toma de decisiones en muchos ámbitos. Tiene un promedio diario de 30.000 consultas, con picos ocasionales de hasta 100.000 consultas. El promedio de descargas supone una media de casi 10 gigabytes diarios. Disponemos en el portal de IDEARAGON una gran oferta de información geográfica, así como numerosas aplicaciones temáticas que responden a las demandas de las consultas de los usuarios, ofreciendo información oficial pública y gratuita. La novedad de esta legislatura tras cinco años de andadura de IDEARAGON es la transformación de la Infraestructura de Datos Espaciales de a una Infraestructura de Conocimiento Espacial, con actualizaciones de datos temáticos representados espacialmente de forma automática, que nos permita acercar el territorio y el conocimiento de Aragón de una manera más fácil e intuitiva a los ciudadanos. Cooperaremos con el resto de departamentos del Gobierno de Aragón en la actualización de datos y su transformación en información geográfica, en una propuesta vinculada al paradigma del Big Data, anticipativo y de vanguardia, clave para mejorar la toma de decisiones.

También reforzaremos la colaboración del IGEAR con la Universidad de Zaragoza, así como con proyectos de cooperación con otros territorios, tanto nacionales como internacionales, destacando el convenio de colaboración que tenemos con la Organización de Estados Americanos, donde el IGEAR es una referencia en el tratamiento de la información geográfica y actúa de coordinador en la elaboración del Atlas del Cambio Climático de las Américas. Permanentemente se mantienen numerosas reuniones para tratar convenios de colaboración, proyectos europeos y acciones conjuntas con otras administraciones, especialmente del Estado y de otras Comunidades Autónomas que contribuyen a una mejor coordinación y eficiencia entre administraciones públicas para el tratamiento de la información geográfica.

Crearemos la Semana Aragonesa del Conocimiento Geográfico en torno al mes de mayo, coincidiendo con el aniversario de la creación del IGEAR y el nacimiento del ilustre aragonés Félix de Azara. Y también impulsaremos planes de formación y divulgación para que la administración y la sociedad sean conscientes de las potencialidades de estas herramientas de información geográfica, con aplicaciones que van desde los juegos didácticos para escolares hasta bases de datos complejas interrelacionadas que permiten representar espacialmente datos estadísticos para mejorar la toma de decisiones públicas, impulsando a su vez la economía digital y la economía del conocimiento.

El Servicio de Coordinación Territorial y el Servicio de Estrategia Territorial trabajan muchas veces en común a la hora de desarrollar estrategias territoriales como directrices parciales o zonales, o tramitan los Planes y Proyectos de Interés General de Aragón (PIGAS), generalmente acompañados del conjunto de nuestro Departamento y otros departamentos del Gobierno de Aragón que sustentan la competencia sectorial correspondiente.

Respecto a los objetivos para la presente legislatura en temas de coordinación territorial, nuestra apuesta es seguir con el desarrollo y aplicación de la Directriz Especial del Camino de Santiago en Aragón, siendo una de las primeras medidas la aprobación del Decreto de la Comisión de Coordinación del Camino de Santiago, cuyo objetivo es la coordinación interdepartamental para el desarrollo de los usos y actividades en el citado Camino y en su área de influencia. También centraremos los esfuerzos en apoyar la conexión transfronteriza, estableciendo acuerdos marco con otras Comunidades Autónomas y con municipios fronterizos franceses. El modelo de actuación con Directriz del Camino de Santiago nos ha permitido trabajar con el territorio de forma positiva, apostando por desarrollar pequeñas actuaciones de inversión y promoción que año tras año han conseguido mejorar la situación de la infraestructura y que nos hace plantear la idoneidad de apostar por modelos similares en otras zonas de Aragón.

Respecto a las Directrices zonales existentes, que buscan coordinar las actuaciones sectoriales y las estrategias de desarrollo con apoyo de la participación ciudadana del territorio, planteamos la adecuación de las ya aprobadas hace más de diez años en la macrozona de las cuatro comarcas pirenaicas y a la Comarca del Matarranya.

Aprovechando estas revisiones, planteamos generar nuevas directrices zonales comarcales pertenecientes a la macrozona del Sistema Ibérico, en concreto las que presentan los indicadores de desarrollo territorial más bajos, acompañándolas de programas de gestión territorial con actuaciones e inversiones concretas. Tampoco nos podemos olvidar de las Directrices del Espacio Metropolitano de Zaragoza, como el espacio más complejo en sus interacciones de la Comunidad Autónoma, además que reiteradamente se ha demandado su redacción, ya prevista en la EOTA. Con la Directriz Metropolitana daríamos cabida al análisis de muchas variables, incluyendo igualmente el papel de las nuevas áreas declaradas como PIGAS (Plan de Interés General de Aragón), como es el caso de la plataforma logística de PLAZA, la instalación de BonÁrea en Épila o la instalación de Amazon Web Services en tres emplazamientos diferentes, valorando su influencia en el entorno cercano.

El Servicio de Coordinación Territorial hace también un ingente trabajo administrativo, tanto en la Coordinación técnica y administrativa de las convocatorias y los expedientes tramitados (45 acuerdos la pasada legislatura) en el Consejo de Ordenación del Territorio de Aragón, como de los informes territoriales emitidos, siendo 976 los desarrollados la pasada legislatura, vinculados a la fase de consultas de planes y programas, Planes Generales de Ordenación Urbana y aplicación de la normativa ambiental en varias actividades.

En cuanto al Servicio de Estrategias Territoriales, en la pasada legislatura se consiguieron finalizar los 33 mapas comarcales de paisaje, disponibles para su consulta en el visor del IGEAR. Los mapas de paisaje se han convertido en una de las informaciones básicas para la gestión del territorio desde su inclusión en la Ley de Ordenación del Territorio de Aragón. El proyecto ha concluido en la fase de elaboración de los mapas comarcales y están disponibles en IDEARAGON las 33 comarcas. Ahora comienza la fase de actualización y mantenimiento, así como la de puesta en valor con acciones concretas para el aprovechamiento de estos mapas como instrumento de gestión.

A su vez, consideramos que generar una Directriz Especial del Paisaje de Aragón puede suponer un refuerzo a este ingente trabajo. Siguiendo el esquema de la propia EOTA, en la Directriz del Paisaje se deberán confrontar y analizar todos los ejes de desarrollo territorial en relación con el paisaje. De este análisis deberán surgir las propuestas estratégicas y las medidas a adoptar en función del modelo adoptado para proteger, ordenar y gestionar el paisaje, teniendo en cuenta variables tan importantes como el cambio climático o los modelos de gestión de los espacios naturales, a través de zonas protegidas por ley y acuerdos voluntarios de custodia del territorio. Poder disponer de los mapas comarcales de paisaje de todo Aragón es decisivo para preservar las áreas de mayor calidad paisajística y que al mismo tiempo presenten una mayor fragilidad. Así mismo, dichos mapas ya contienen capítulos específicos en los que se señalan los objetivos de calidad paisajística para cada comarca, así como propuestas comarcales de protección, gestión y ordenación del paisaje.

 

Volver arriba